Organiza:

Colabora:

Unió de consumidors de València

cartell setmana de l'aigua

22 MARZO

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua para recordar la relevancia de este bien esencial para la vida. La gran mayoría de las actividades económicas y sociales dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad.

La conmemoración de este día respalda la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6 de la ONU, que tiene como objetivo garantizar el acceso al agua limpia y a un saneamiento adecuado a toda la población mundial antes de 2030.

En la actualidad, en todo el mundo 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 carecen de acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas de forma segura. La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial y se prevé que este porcentaje aumente. Cada día, alrededor de 1000 niños mueren debido a enfermedades diarréicas asociadas a la falta de higiene.

Hoy en día, el agua está muy amenazada por el crecimiento de la población, las crecientes demandas de la agricultura y la industria, y el empeoramiento de los impactos del cambio climático. Mientras las sociedades equilibran las demandas de recursos hídricos, los intereses de muchas personas no se tienen en cuenta.

Este año 2021 el Día Mundial del Agua de la ONU se articula entorno al lema “Valoremos el agua” y trata de lo que significa el agua para las personas, su verdadero valor y cómo podemos proteger mejor este recurso vital. La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte. El valor del agua es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares, la cultura, la salud, la educación, la economía y la integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible.

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía del Ciclo Integral del Agua, organiza la Semana del Agua de València del 22 al 28 de marzo de 2021 bajo el título “Somos agua: valora, cuida, actúa. Una semana temática a través de la cual, entre otros, sensibilizar a la ciudadanía sobre el servicio del Ciclo Integral del Agua de Valencia, la sostenibilidad de los servicios de saneamiento y abastecimiento de agua en la ciudad, la concienciación en el uso responsable del agua y el fomento del consumo de agua del grifo por ser saludable, económica y fiable y disponer de todas las garantías sanitarias y propiedades óptimas.

ACCIONES DE SENSIBILIZACIÓN DE LA SEMANA DEL AGUA

Lunes 22 de marzo

11.30h. Presentación de la campaña en la Plaza del Ayuntamiento de València

Colocación de la pancarta en el balcón del Ayuntamiento.
Inicio de la campaña digital en redes sociales.

Martes 23 de marzo

11.00h. Cata de aguas en el Mercado de Algirós.

Cata de aguas en el Mercado de Algirós, con la Unión de Consumidores de València.

Reparto de botellas reutilizables a personas participantes.

Miércoles 24 de marzo

12.00h. Ruta del agua en bicicleta por el Turia.

Ruta del agua en bicicleta: desde la Alameda por el jardín del Turia hasta el Parque de Cabecera.
Visita del lago, con taller de sensibilización de Fundación LIMNE.
Obsequio de mochilas y botellas reutilizables a personas participantes.
* Plazas limitadas por restricciones sanitarias, por orden de inscripción.
Necesaria inscripción en formulario.

Jueves 25 de marzo

11.00h. Cata de aguas en Mercado de Ruzafa.

Cata de aguas en Mercado de Ruzafa, con la Unión de Consumidores de València.
Reparto de botellas reutilizables a personas participantes.

Viernes 26 de marzo

12.00h. Ruta histórica del agua en València (punto de encuentro fuente Plaza de la Virgen).

Ruta histórica del agua València: se visitan distintos puntos emblemáticos del centro histórico y se explica la historia del abastecimiento de la ciudad y su historia.
*Plazas limitadas por restricciones sanitarias, por orden de inscripción.
*Necesaria inscripción en formulario.

Sábado 27 de marzo

11.00h. Presentación de la “Fuente de Viveros”, en los Jardines de Viveros.

Instalación de la “Font de Vivers”, de agua potable y refrigerada.
Talleres divulgativos e instalación de stand para fotos de niñas y niños.
Reparto de botellas reutiizables a las personas participantes.
Las actividades contarán con las restricciones para el cumplimiento estricto de las recomendaciones sanitarias.

Inscripción a las rutas

    *No es obligatorio completar todos los campos del formulario de inscripción.

    *Esta información será utilizada únicamente para la correcta convocatoria e información sobre la actividad, para garantizar el cumplimiento del número de asistentes y cumplir con las recomendaciones sanitarias y/o comunicar posibles cambios en la convocatoria. Los datos no se utilizarán para ningún otro fin a los anunciados y serán eliminados con la finalización de la misma.

    VALOREMOS EL AGUA

    1. Valoremos las fuentes de agua

    Recursos hídricos naturales y ecosistemas

    2. Valoremos las infraestructuras hidráulicas

    Almacenamiento, tratamiento y suministro

    3. Valoremos los servicios relacionados con el agua

    Agua potable, saneamiento y servicios de salud

    4. Valoremos el agua como input para la producción y la actividad socioeconómica

    Alimentación y agricultura, energía e industria, empresas y empleo

    5. Valoremos los aspectos socioculturales del agua

    Cualidades recreativas, culturales y espirituales
    som aigua

    CINCO PESPECTIVAS DIFERENTES

    Toda el agua procede de los ecosistemas. Y toda el agua que captamos para uso humano acaba volviendo al medioambiente, pero con los contaminantes que le hemos añadido. El ciclo del agua es nuestro “servicio ecosistémico” más importante.

    Tenemos que otorgar mayor valor a la protección del medioambiente para asegurar un suministro de agua de calidad y aumentar la resiliencia frente a crisis como las provocadas por crecidas y sequías.

    Las infraestructuras hidráulicas permiten almacenar y transportar el agua allí donde más se necesita, y ayudan a limpiarla y devolverla a la naturaleza tras su uso por parte del hombre. La falta de infraestructuras hidráulicas adecuadas socava el desarrollo socioeconómico y pone en peligro los ecosistemas.

    Cuando se calcula el valor de este tipo de infraestructuras, suelen subestimarse los costos, o incluso algunos se pasan por alto, en particular los sociales y medioambientales. Es difícil que las tarifas que pagamos por el agua permitan cubrir todos los costos, la denominada recuperación total de costos. En muchos países, solo se recuperan los costos operativos, o una parte de ellos, y las inversiones de capital se sufragan con cargo a fondos públicos..

    El agua desempeña una función esencial en los hogares, las escuelas, los lugares de trabajo y los centros de salud. Además, los servicios relacionados con el agua, el saneamiento y la higiene -también conocidos como WASH por sus siglas en inglés— aportan un valor añadido porque protegen nuestra salud, especialmente en el contexto de la pandemia de COVID-19.

    Los servicios relacionados con el agua, el saneamiento y la higiene suelen estar subvencionados, incluso en los países de ingresos altos. Sin embargo, las subvenciones no focalizadas pueden beneficiar a las personas que ya disponen de conexiones a la red de suministro de agua en lugar de mejorar la situación de las comunidades pobres y mal abastecidas.

    La agricultura es el sector cuya demanda de recursos mundiales de agua dulce es más importante, y además es uno de los principales causantes de la degradación del medioambiente.

    Aunque el agua es fundamental para la seguridad alimentaria, el valor que se le otorga en el contexto de la producción de alimentos suele ser bajo cuando este recurso se evalúa exclusivamente desde una perspectiva económica en la que solo se tiene en cuenta el valor generado con respecto al agua utilizada. Con frecuencia, al fijar el costo del agua no se toman en consideración muchos de los beneficios más amplios que se derivan de ese recurso, como la mejora de la nutrición, la generación de ingresos, la adaptación al cambio climático y reducción de las migraciones.

    Para el sector de la energía, la industria y las empresas, las amenazas vinculadas al agua, como la escasez de agua, las inundaciones y el cambio climático, pueden multiplicar los costos y perturbar las cadenas de suministro. Una gestión deficiente del agua por parte de las empresas puede dañar los ecosistemas, socavar la reputación empresarial y afectar a las ventas.

    El agua puede conectarnos con los conceptos de creación, religión y comunidad. Y el agua presente en los espacios naturales puede ayudarnos a sentirnos en paz. El agua es parte indisociable de toda cultura, pero los valores que atribuimos a esas funciones son difíciles de cuantificar o articular.

    En el plano económico, el agua suele considerarse un recurso destinado a un uso práctico y se presta poca o ninguna atención a su valor sociocultural o medioambiental.

    Sin embargo, es necesario comprender plenamente los valores culturales inherentes al agua, y para ello debemos incorporar a un grupo de partes interesadas más heterogéneo a los procesos de gestión de los recursos hídricos.

    HISTORIA DEL DÍA

    La idea de celebrar este día internacional se remonta a 1992, año en el que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro y en la que emanó la propuesta. Ese mismo año, la Asamblea General adoptó la resolución por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

    A esta celebración del Día se añadirían posteriormente eventos anuales específicos en torno al agua. Por ejemplo, el Año Internacional de Cooperación en la Esfera del Agua 2013 e incluso decenios de acción como es el caso del actual Decenio “Agua para el Desarrollo Sostenible”, 2018-2028. Todo ello no hace sino reafirmar que las medidas hídricas y de saneamiento son clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

    AGUA DURANTE LA PANDEMIA DE LA COVID

    La pandemia de la COVID ha puesto de manifiesto la importancia vital del saneamiento, la higiene y un acceso adecuado a agua limpia para prevenir y contener las enfermedades. La higiene de manos salva vidas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el lavado de manos es una de las acciones más efectivas que se pueden llevar a cabo para reducir la propagación de patógenos y prevenir infecciones, incluido el virus de la COVID. Aun así, hay miles de millones de personas que carecen de acceso a agua salubre y saneamiento, y los fondos son insuficientes.

    La disponibilidad y el acceso a los servicios de agua, saneamiento e higiene es fundamental para luchar contra el virus y preservar la salud y el bienestar de millones de personas. La COVID no desaparecerá sin acceso a agua salubre para las personas que viven en situaciones de vulnerabilidad, de acuerdo con los expertos de Naciones Unidas.

    NOTICIAS